El primer mes

Posted on 6 octubre, 2010

7


Llevo ya algo más de un mes en Guangzhou y justo hace un mes que empecé las clases, aunque, con todo lo que tuve que pasar con la tramitación del visado y las revisiones médicas se me fueron mucho las ganas de escribir ni que fuese para quejarme, pero espero que las cosas continúen por el cauce que han tomado y así intentar tomarme en serio esto del blog y actualizar más a menudo, aunque sea una vez a la semana, ¿no? Desde luego…  Yo no podría vivir del blog, ¡soy un desastre!

El 17 de septiembre, al fin, entregué toda la documentación necesaria para la tramitación del visado y me dieron fecha de recogida, el 17 de octubre. Así que ahora voy por Guangzhou con una fotocopia de mi pasaporte y con un papelito escrito en chino que dice que lo tienen en inmigración hasta esa fecha, por lo que no me puedo mover de la ciudad, porque aquí en China, incluso sin salir del país, pasas controles de inmigración entre ciudad y ciudad.

Durante este mes he aprendido mucho de muchas cosas, de chino obviamente, pues a eso he venido, pero sobretodo, como sobrevivir en China. China es un país complicado. Sobretodo, porque la mentalidad china es muy compleja. Entender la mentalidad china se está convirtiendo ya, a estas alturas en un reto personal que espero conseguir una vez finalizada mi estancia aquí. ¿Qué tiene de compleja? Pues que, por mucho que trates de entender como funciona, no lo vas a conseguir nunca. No existe una lógica, algo que te sirva para entender las cosas. En otras sociedades, puedes entender su pautas de conducta o no, pero seguramente sigan una lógica que puedas asimilar. Los chinos no. Cuando crees que una cosa es de una manera te das cuenta de que no es así, y eso, desconcierta mucho.

Está claro que no es lo mismo vivir este país desde fuera, ni aunque sea de turismo, que desde dentro. Convivo todos los días con un sentimiento amor/odio que no se en lo que acabará evolucionando. Puede que dentro de 5 meses no quiera moverme de aquí por nada del mundo, o puede que no quiera volver a pisar estas tierras en toda mi vida. ¿Quién sabe? El tiempo lo dirá.

Anuncios
Posted in: China, yo misma y yo