Recompensas a los esfuerzos

Posted on 10 marzo, 2010

5


En diciembre me presenté al nivel 4 del Noken, el examen de nivel de lengua japonesa. Un examen supuestamente básico que a mi me pareció bastante difícil, comparado con los examenes de años anteriores que había hecho en las clases particulares.

Las notas no se iban a saber hasta este mes de marzo y, durante estos meses, yo iba asumiendo cada día más que el sobre que me llegaría sería uno pequeño. Cuenta la leyenda que según el sobre que te llega sabes si has aprobado, sobre grande, o suspendido, sobre pequeño.

Al igual que cuando me llegó la tarjeta de participación para el examen, el sobre surgió de la nada. Sin sello, sin franqueo, sin nada, apareció en mi buzón de repente y yo, que como no lo uso y no lo miro nunca, no me enteré. Fue mi padre, quien vino a traerme unas cosas, que vió el sobre en el buzón y me lo subió. Al ver el sobre, Jorge se puso muy nervioso, “¡es grande!” exclamó. Escéptica, porque no podía asumir que era un sobre grande porque había aprobado, pensé que igual ahora era el tipo de sobre que enviaban a todo el mundo, aprobasen o no. Pero no. Abrí el sobre y…. ¡¡Era aprobado!! xD

La verdad es que ha sido una pequeña alegría con el jaleo que llevo últimamente. Sobretodo porque este semestre en Estudios de Asia Oriental va a acabar conmigo… :_D

Un chu~

Anuncios
Posted in: yo misma y yo