Pachuchilla

Posted on 16 diciembre, 2009

0


Creo que me ha dado el bajón… He estado tan activa últimamente que en cuanto apenas he podido relajarme un poco lo he acabado notando demasiado.

Estando bajo presión me pongo a prueba, rindo mucho pero a la vez me lleva hasta los límites. Límites que voy traspasando poco a poco y que, cuando pienso que ya no puedo dar más de sí, siempre me sorprendo a mi misma estirando un poco más de mi. Durante estas épocas, me siento activa, apenas duermo, no tengo hambre, mi cuerpo aguanta con poco y me siento más ligera para seguir adelante aunque, obviamente, eso tiene repercusiones.

En estas condiciones el cuerpo se debilita, y en el momento en que me relajo un poco es cuando empiezan a manifestarse el cansancio y agotamiento acumulados. Ahora estoy así… Pero no quiero bajar la guardia porque todavía tengo mucho por lo que pelear, así que sólo espero pasar los días de Navidad tranquila sin agobios pero con la mente despejada.

La verdad es que, en estas situaciones, un buen vaso de leche calentita con miel ayuda de buena manera :P.

Un chu~

Anuncios