¿Vizca? ¿Tuerta? Peor…

Posted on 7 septiembre, 2009

1


¡Tengo la vista descompensada!

Hace un tiempo que arrastro unos pequeños problemas de salud a los que me he decidido finalmente a poner remedio y uno de ellos es el de mi fantástica vista descompensada.

Cuando apenas tenia año y poco mi madre notó que mi mirada era extraña, así que al poco tiempo me llevó a un oftalmólogo. Efectivamente, tenía algo de hipermetropia en ambos ojos junto a un astigmatismo en mi ojo derecho que lo hacía vaguear, por lo que yo cómodamente, y para no hacerlo trabajar, lo anulaba de manera inconsciente dando esa famosa sensación de “vizca”.

Eso tuvo remedio. Gafas. Sí. Con apenas año y medio y siendo un retaco me pusieron gafas. Por aquella época, el 82, no era frecuente encontrarse con pequeñines necesitados de anteojos, y si los había, no se le prestaba a ello tanta atención como ahora. La cosa es que mis padres recorrieron seca y meca para encontrar unas gafas que no fuesen el doble de grandes que yo…

Así empezó mi aventura con mis caprichosos ojos. A medida que iba creciendo la hipermetropia aumentaba, hasta que llegó a un punto en que empezó a bajar. Cumplí 18 años y el mismo oftalmólogo que me puso gafas con año y medio me dijo que podía mandarlas a pasear si quisiese porque los ojos se me habían quedado a 0, pero de hipermetropia. La media dioptría de astigmatismo aún coleaba, y lo que le queda…

Me recomendó usar gafas, sólo cuando me encuentre con la vista cansada y para mi media dioptría de astigmatismo. Hasta hace poco funcionaba esa táctica. Hasta hace poco, porque llevo como año y medio que el ojo derecho y la media dioptría me llevan loca. Gracias a ella, y a que no puedo llevar las gafas puestas todo el día porque mi vista aún se cansa más, he desarrollado una neuralgia severa, o lo que es lo mismo, una migraña de los nervios del ojo que, en épocas de fatiga visual haría maldecir al más callado.

Esto sobretodo se ha incrementado los últimos 6 meses, en los que he ido compatibilizando trabajo y estudios, o sea, el doble de cansancio visual, así que ha sido pasar el verano y, antes de volver a empezar de lleno con la marcha trabajo/estudios otra vez y viendo que mis ojos no han descansado lo que deberían estas vacaciones, he decidido ponerle remedio.

En unos días tengo visita. A ver que me dicen, aunque tenga pocas esperanzas de una solución definitiva… Nadie quiere operar sólo un ojo con media dioptría… aunque sea la dioptría infernal!

Un chu~

Anuncios