Al 90%

Posted on 8 septiembre, 2008

0


Menuda paliza me pegué ayer limpiando el piso… A las 23:45 aún estaba yo colgando estores… T^T

Ahora, acabado acabado no está, pero casi. Esta semana me traen los electrodomésticos y entonces ya se podrá “vivir”.

Una de las cosas que más dolor de cabeza me da es pensar en como organizar la buhardilla para que no parezca un “corral de vaques”, que con mis trastos y lo de Jorge es lo que acabará siendo con toda seguridad.

Volviendo a la limpieza, ayer lo pasé francamente mal limpiando el baño grande. No se porqué, de la humedad de las tuberías o qué, se me había picado todo… Las fuentes, los chorros del hidromasaje, los agarraderos del armario, las patas del armario…. Era como mo y no se iba fácilmente, así que ahí me veis a mí con guantes, estropajo de aluminio y viakal, lejía y amoníaco en mano fregando como una condená, y lo saqué! Está todo más limpio y reluciente que los chorros del oro.

Bue… todo, todo, no… Las patas del armario no se han podido salvar, y es que están picadas y oxidadas!! Eso cómo puede ser? Total, que nos va a tocar cambiarlas…

Además, con la mezcla de productos casi me da un algo. Me sentó mal la comida, apenas cené por lo mismo y esta mañana me he levantado con un mareo (que aún me dura) increíble. Y creo que es todo por lo mismo…

A todo esto, mientras yo ponía mi vida en peligro en el baño, Jorge se había pasado la mañana, ojito… arreglando las herramientas. Sí, poniéndolas en un cubo…

Hombres…

No podemos vivir sin ellos, y con ellos, menos.

Un chu~

Anuncios