De cantar va la cosa…

Posted on 21 mayo, 2008

3


Me encanta cantar. Sí, pero… ¡canto fatal!

Igual a muchos esto no les supone ningún problema… a mi tampoco xD.

No, en serio, al igual que me gusta escuchar música me encanta cantarla. Nunca he tenido dotes para el canto, no tengo una voz prodigiosa ni que llame lo más mínimo la atención, y si lo hace es porque en realidad molesta… Además, no tengo nada de oído musical… Pero todo esto no me impide hacer de las mías.

A ver, no voy a los karaokes ni suelo cantar en público. Eso sólo lo he hecho en Japón porque no me conoce nadie, porque estás en una habitación privada y porque a mis amigos se la suda quien cante bien o mal. En realidad, los karaokes japoneses sirven para pillar cogorzas, el cantar es secundario. Pero aquí, al menos en mi casa, me gusta dar rienda suelta a mis pasiones, y una de ellas es ir por casa con el i-pod a toda castaña y cantando las canciones al mismo tiempo que suenan haciéndome creer a mi misma que entono y todo…

Esto lo suelo hacer cuando no hay nadie en casa. El problema es que, como llevo el i-pod a tope y siempre estoy cantando, no me entero de cuando llega alguien, por lo que las pilladas infraganti en el “momento Pavarotti” han sido flipantes…

Claro, después me toca aguantar las burlas en las reuniones familiares, y a veces, no tan familiares… Pero qué queréis que os diga… Me resulta super cachondo. Que se metan conmigo por esto con la cantidad de defectos que tengo… ¡Yo también los quiero!

Una prueba de que la fórmula música+bebida gratis triunfa en los karaokes japoneses…

Un chu~

Anuncios
Etiquetado: ,